¿Por qué se le ve el plumero a la última versión británica sobre el Novichok?
¿Por qué se le ve el plumero a la última versión británica sobre el Novichok?

Las autoridades rusas negaron la información divulgada por el periódico británico The Times de que el exespía británico de origen ruso, Serguéi Skripal, y su hija, Yulia, fueran envenenados por una sustancia producida en una base militar rusa en la ciudad de Shijani, en la región de Sarátov.

The Times aseguró que recibió estos datos de representantes de las agencias de inteligencia británicas. Moscú respondió que sin importar cuál haya sido la fuente, esta información nada tiene que ver con la realidad.

“En el laboratorio del Instituto Estatal de Investigación de Química y Tecnología Orgánica en Shijani nunca se ha almacenado Novichok (A234) o cualquier otra arma química”, aseguró Mijaíl Bábich, exjefe de la comisión de desarme químico en Rusia y representante plenipotenciario del Presidente de la Federación de Rusia en el Distrito Federal de Volga, citado por el periódico Vedomosti.

Según el especialista, todas las bases en las que se habían almacenado armas químicas son conocidas y Shijani no se encuentra entre ellas. “Existía una en la región de Sarátov, pero no allí”, señaló Bábich.

Según The Times, la información de que el veneno se fabricó en la base militar cerca de Sarátov fue divulgada en una conferencia especial para los representantes de otros países “para convencer a los líderes mundiales de que es Moscú la que está detrás del envenenamiento”.

Las autoridades británicas creen que durante una década el laboratorio “se utilizó para verificar si el gas podría ser efectivo para asesinar a personas en el extranjero”. De acuerdo con las fuentes de la publicación, la sustancia que se encuentra en Shijani no es suficiente “para ser utilizado con fines militares”, pero sí lo es para utilizarlo como veneno. The Times afirma que después de que se revelara esta información en una conferencia, los países europeos tomaron la decisión de expulsar a los diplomáticos rusos.

El tabloide The Sun fue más allá y afirmó que el A234 había sido creado en el laboratorio del Servicio de Inteligencia Extranjera de Rusia que se ubica nada más ni menos que en el distrito de Yásenevo, en el sudoeste de Moscú.

Esta versión no se sostiene, al menos desde el punto de vista técnico, indicó Oleg Zheltonozhko, especialista en protección química, biológica y radioactiva, al periódico Izvestia. Recalcó que para este tipo de producción se necesita un laboratorio muy bien equipado y no una habitación en un pequeño laboratorio.

“No se puede ocultar esta estructura en el patio trasero. Debe ser un complejo de edificios, una zona industrial completa”, explicó el experto.

Serguéi y Yulia Skripal fueron hallados inconscientes cerca de un centro comercial en Salisbury el 4 de marzo. Los hospitalizaron en estado crítico. Más tarde, Yulia Skripal recuperó la conciencia e incluso dio unas declaraciones. Los científicos británicos todavía no han conseguido determinar el país donde fue fabricado el agente tóxico. Sin embargo, las autoridades del Reino Unido culpan a Rusia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here